Medios y eventos

Nuestro equipo participa constantemente en ponencias de diversos eventos de negocios y como colaboradores regulares en algunos de los medios más importantes de negocios y opinión en México y Latinoamérica.

Para establecer contacto , relaciones públicas o relación con medios, envíe un correo electrónico a: mercadotecnia@cospherecg.com

NewSphere

Reciba mensualmente en su correo electrónico, los artículos y contenidos desarrollados por nuestro equipo en la actividad diaria de consultoría estratégica. Suscríbase en el formulario que aparece al final de la página.

Artículos

La señal de batería agotada apareció en el teclado justo antes de poder enviar la confirmación de la transacción que permitiría el rescate financiero de mi empresa. Mi computadora entró en una fase irremediable de auto apagado. Con la respiración contenida, abrí el maletín en búsqueda del cargador y… nada, me parecía ver a mi secretaria menear la cabeza con dejo de reproche y compasión al ver el cargador sobre mi escritorio. Escuché el sonido típico de una decena de personas tecleando en la sala de espera del aeropuerto y desesperadamente busqué un alma caritativa que tuviera un cargador compatible y… nada, imposible, no había manera de conectarse, a pesar de la buena voluntad de todos, ninguno tenía la misma entrada. El reloj digital del mostrador de la aerolínea mostró las 19:00, el tiempo límite para la transacción se había agotado…

 

Just like their dwellers, cities can get sick. When that happens, each citizen experiences multiple and dramatic symptoms affecting daily life: crime and insecurity, traffic jams, sanitary and waste management problems, air and water pollution, damage and loss of property, lowered property values, broken schools, ailing infrastructure, and high taxes for poor-quality services and quality of life in a seemingly endless sequence of calamities.

 

"Si no agregas valor a nuestra sociedad, no tienes la certeza de que no lo estás restando", es uno de los principios de donde parte la Megathinking Planning; una filosofía de planeación y estrategia que busca incidir en todo el ecosistema que rodea las organizaciones, más allá de estás. Una filosofía que considera que todo recurso que una compañía emplee, cada proceso que se siga, cada producto o servicio que se entregue, deben estar vinculados a generar un beneficio social, evidentemente también vinculado al beneficio financiero que una organización persigue.

 

El Sr. Argüello, presidente de una prestigiada organización de manufactura, observó la cifra de ajuste del último inventario físico de su empresa. Molesto, sin levantar la mirada, interpeló al Contador y al Gerente de Materiales: "una vez más tenemos un ajuste de más del 30%...

 

¿Qué deberíamos esperar, si el mercado accionario mexicano nuevamente ha venido registrando importantes caídas en el año, al parecer afectado por el mal desempeño que han tenido los mercados internacionales ante la incertidumbre económica a nivel global?

 

Hace no muchos años -de hecho-, hablar de tecnologías de información estratégicas, en un proceso de planeación estratégica, era hablar de herramientas como el Customer Relationship Management (CRM), un Enterprise Resource Planning (ERP), un Advanced Planning System (APS) o un sistema de Business Intelligence (BI), todos ellos orientados -estratégicamente- a habilitar los procesos que nuestras organizaciones corren día a día, y que deberían -resalto "deberían"- estar orientados al cumplimiento de los objetivos estratégicos de corto, mediano y largo plazo.

 

México presenta un escenario favorable para algunas industrias que se han desarrollado con excelentes resultados, han existido políticas públicas y privadas para impulsar sectores de negocio que han permitido una mayor inserción en el mundo de los negocios globales...

 

Tras leer el informe de la OCDE "Una Mirada a la Sociedad", me llamó fuertemente la atención la estadística de que los mexicanos ocupamos el primer lugar en horas de trabajo (10.5 horas diarias) y un impactante segundo lugar en desigualdad de ingresos...

 

En mis más de 20 años como consultor de negocios y de personas he podido comprobar que las empresas son seres orgánicos… casi humanos. Tienen cabeza (sus directivos), cuerpo (la organización), emociones (las reacciones generales ante determinados estímulos)...

 

Ayer volvió a pasar… envié un correo pidiendo una respuesta concreta y nada, aún la sigo esperando....

 

En la búsqueda para encontrar el camino del crecimiento y diferenciación, lo invito a que en su próxima sesión de estrategia invite a su equipo directivo a pensar “out of the box” y contestar que debe hacer en la implementación de estrategias que le permitan afrontar...

 

Las organizaciones, en la búsqueda de resultados sobresalientes, tienen claro que el nombre del juego es la competitividad y la alineación de toda la organización en la orquestación de esfuerzos para conseguir sus metas...

 

En las últimas dos décadas, prácticamente no ha existido organización que no se haya volcado a implementar modelos y sistemas de mejora de procesos para incrementar su desempeño...

 

En los últimos años hemos escuchado tanto palabras como globalización, libre comercio, competencia, tecnología, sistemas de información, inseguridad, empleados remotos, internet, y otras del estilo, que hemos perdido de vista el impacto que han tenido en nuestras vidas y en las empresas en que laboramos.

 

En todas las organizaciones con fines de lucro, sin importar tamaño, el desempeño del cuerpo directivo se mide por los resultados financieros obtenidos. Sin embargo, esta realidad convertida en un dogma de la administración, tiene serias limitaciones y puede provocar, de manera gradual y casi imperceptible, comportamientos sumamente dañinos para el futuro de las empresas.

 

Cada vez es más común escuchar del CRM como una herramienta que ya no solo está al alcance de las grandes organizaciones, sino incluso de aquellas que no necesariamente cuentan con un gran capital, o una gran infraestructura tecnológica o humana.

 

Risk. Even hearing the word stings for it can bring failure. Risk conjures up all of the real and imagined shame, embarrassment, and denial responses form our past, so we tend to avoid it and not shift to sensible risk. We can do strategic planning and then strategic management so that risk is balanced with reward. Let’s see.

 

Con frecuencia se piensa que la inteligencia de negocios consiste en el proceso de extracción y explotación de la información que reside en los sistemas transaccionales, y que mediante mecanismos de análisis y presentación de datos, genera en las organizaciones la capacidad de entender los resultados del negocio, ayudándole a tomar mejores decisiones y perfeccionar su estrategia.

 

Uno de los principales retos que enfrentan hoy en día las organizaciones es mejorar el desempeño de la fuerza laboral y de sus ejecutivos asegurando que se encuentre alineado con la estrategia y las prioridades del negocio. No cabe duda, que en la actualidad la calidad de la gente es un factor crítico de éxito y una de las principales fuentes de ventaja competitiva. Más que nunca. Hoy, esto va más allá de un simple slogan.

 

Mucho se ha dicho en los últimos años acerca del Balanced Scorecard (BSC). Hoy, prácticamente no hay nadie dentro del ambiente de los negocios que no haya escuchado este término, o incluso, asegure estar muy familiarizado con él. Esto es una buena noticia, pues no cabe duda de que se trata de un concepto sumamente poderoso.

 

A pesar de que llevamos ya algunas décadas de estar hablando de las tremendas implicaciones que las grandes transformaciones políticas, geográficas, sociales, económicas y tecnológicas han traído a nuestras vidas y al de las organizaciones, la verdad es que en una gran cantidad de compañías públicas y privadas aún subsisten las formas de trabajo tradicionales basados en la división de trabajo, los silos funcionales, las jerarquías, la reducción de costos y el excesivo enfoque interno, que pone en riesgos la competitividad y la viabilidad de muchos negocios.

 

En un ambiente donde en muchas industrias los clientes tienen cada vez más opciones de donde elegir y sus requerimientos se vuelven más sofisticados, la lucha por retenerlos requiere de nuevas estrategias y enfoques.

 

Mucho se ha dicho a últimas fechas acerca del Balanced Scorecard —o Cuadro de Mando Integral—. Pese a ser considerada una de las 75 ideas más prominentes del siglo XX, y haberle dado fama y fortuna a sus autores (Robert Kaplan y David Norton), por una excesiva mercantilización y (perdóneme usted el término) prostitución del concepto, consultores y osados, han venido dando al traste con los enormes beneficios que este modelo (y no herramienta como algunos insisten en llamarle) podría traerle a su empresa.

 

La entropía del conocimiento es un hecho al que se enfrenta nuestra sociedad en general, lo cual resulta paradójico en la era del conocimiento, sin embargo las comunidades más afectadas por este problema son las universidades, ya que siendo éstas las que gestionan el conocimiento, como parte medular de su razón de ser y debido a esta gran producción también se enfrentan a una gran pérdida, esto puede llevar a que las universidades, sus miembros y sus investigaciones progresen a ritmos inferiores de los que realmente podrían hacerlo.

 

Todo mundo habla de lo avasallador que está siendo el cambio. Está cambiando la geografía, la economía, la tecnología, el estilo de vida de las personas, y por supuesto, la manera de hacer negocios.

 

Definir cuando es el momento para integrar herramientas tecnológicas, que apoyen en forma integral la operación de la empresa, es una tarea compleja debido a dos factores que han venido creciendo e interactuando juntos: el vertiginoso desarrollo de las Tecnologías de la información (TI) y el cambio de enfoque en los modelos de negocio que han existido a lo largo del tiempo, ya sea en la producción de un bien o en la cadena de valor que proporciona un servicio prestado por una organización.

 

Hace unos años yo pronosticaba que el Balanced Scorecard causaría furor y que, ante un entorno competitivo cada vez más desafiante, la mayoría de las organizaciones públicas y privadas lo adoptarían como herramienta de gestión estratégica.

 

En el ámbito empresarial actual cada día es más importante trabajar en la formación de los recursos humanos si se pretende alcanza el éxito. Ya no basta con poseer un capital de trabajo o los recursos financieros necesarios para dominar un mercado o mantener un liderazgo dentro de él, se necesita adquirir y desarrollar nuevos talentos que respondan a los intereses de la organización empresarial y demuestren porque son considerados como el activo más importante que posee esa empresa.

 

Durante muchos años, un artículo de fe de los encargados de las políticas de desarrollo en México y en el mundo, considera que los ejes de educación y salud son fundamentales para la creación de riqueza. Y por supuesto que hay muy buenas razones para considerar que esta creencia es fundamentalmente cierta.

 

Como muchas otras tecnologías de negocios la manera en la que el BSC suele concebirse e implantarse está teniendo graves errores y el concepto con mucha frecuencia se distorsiona. Más aún, siendo una de las ideas más poderosas que se han generado en los últimos años para la administración de los negocios, en la mayoría de los casos, no se ha desarrollado todo el potencial ni se ha consolidado el modelo al cien por ciento.

 

Es de suma importancia que las empresas se pongan en manos de un buen consultor. Tan importante como el que cada uno de nosotros acudamos al médico a que nos revise y nos de un tratamiento que nos regrese la salud o nos mantenga sanos.

 

Desde hace algún tiempo el Balanced Scorecard (BSC) o Cuadro de Mando Integral (imprecisa traducción de un nombre que tampoco refleja ya su verdadero alcance), viene ganando adeptos y cada vez se hace más popular. Estoy convencido que en los próximos 2 o 3 años se generará una auténtica revolución en el ambiente de los negocios de nuestro país alrededor de esta innovadora idea –como ya se ha ido gestando en otros países–, que hace más de una década dieron a conocer en la Universidad de Harvard los Doctores Robert Kaplan y David Norton. Una gran cantidad de empresas intentarán implementarlo.

 

En colaboraciones anteriores, me he permitido hablar sobre la importancia de la planeación estratégica en las organizaciones y la lógica que estas sesiones suelen llevar, dejando abierto un tema que tiene que ver con la periodicidad y seguimiento de este ejercicio, es decir, el Proceso de Gobierno de la Estrategia.

 

Tradicionalmente, el servicio ha sido el “plus” de los productos que la organización vende, donde incluso, en aquellas organizaciones dedicadas al servicio, esta actividad queda aún más nublada por ser el producto en sí.

 

Para aterrizar estos principios a las actividades propias de la empresa, se define una metodología de 4 pasos: Identificar, Diferenciar, Interactuar y Personalizar.

 

¿Está pensando en dar a su área de Recursos Humanos (RH) el reto de transformar a la organización en cuanto a su rasgos culturales, generación de equipos de alto desempeño, incrementar el desempeño de la organización, o cualquier otra encomienda que implique el hecho de transformar hábitos y conductas en la misma?.